Seguridad para niños en los vehículos

Sillas para niños y el uso del cinturón de seguridad son algunas de las reglas de oro para transitar con mayor tranquilidad al llevar niños en los vehículos. La legislación colombiana también tiene algunas reglas que debe conocer.

Los niños pueden tener ciertos comportamientos que resultan peligrosos mientras una persona maneja el vehículo, por este motivo existen diferentes medidas que los conductores deben tener en cuenta para que tanto los pasajeros que viajan en el vehículo, como quienes transitan en la vía siempre vayan seguros:

De acuerdo con el Código Nacional de Tránsito Terrestre, en Colombia los niños menores de 10 años no pueden viajar en el asiento delantero del vehículo y siempre deben portar el cinturón de seguridad. Los niños menores de 2 años solo pueden ir en el asiento trasero haciendo uso de una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a él.

Para elegir una silla adecuada se deben tener en cuenta aspectos como el peso, la altura y la edad del niño para garantizar su comodidad y seguridad.

Para que los niños más pequeños vayan protegidos ante posibles accidentes de tránsito, se han diseñado sillas especiales conocidas como Sistema de Retención Infantil, que ayudan a sujetar a los niños de una forma cómoda y segura para evitar lesiones en caso de accidente. Estas sillas nunca deben ir en el asiento delantero, pues en caso de activarse los airbag, pueden causarse lesiones o golpes fuertes. Deben ir ubicadas en la parte trasera del vehículo mirando hacia atrás.

Desde los 6 hasta los 10 años, los niños deben viajar en el asiento trasero en sillas de protección diseñadas de acuerdo a su altura y peso o con los cinturones de seguridad de vehículo.

Siempre se les debe recordar la importancia de ir sentados durante el trayecto y que sus movimientos pueden distraer al conductor y causar alguna emergencia. Evita que saquen los brazos o la cabeza por la ventana, aunque sea un poco, mientras el vehículo está en movimiento.

El conductor siempre debe poner el seguro para niños en las puertas y ventanas para evitar cualquier sorpresa. También es muy importante que los adultos nunca compartan el cinturón de seguridad con los niños, pues este no se ajustará a sus medidas y puede fallar al momento de un choque.

Lo más importante de estas medidas de seguridad es que sean inculcadas desde temprana edad en los niños y sean respetadas, de esta forma se generan hábitos de buenas conductas en la vía.